Iñaki Burutaran en el Ironman de Vitoria-Gasteiz

IronmanHoy os traemos una noticia de índole más personal.

Nuestro gerente, Iñaki Burutaran ha participado este verano en el Ironman de Vitoria-Gasteiz. Un Ironman es la prueba más dura del triatlón ya que primero se nadan 3,86 km, después se ruedan 180 km en bicicleta y seguidamente se corre una maratón (42,2 km).

Ironman Iñaki corriendo cerca

Queremos felicitarle por este logro conseguido y decirle que nos sentimos orgullosos de su esfuerzo y dedicación. Iñaki, eres todo un campeón!

Os dejamos la crónica que ha escrito sobre su participación:

Esta crónica tiene un valor dedicatorio a mi familia; ya que sin su apoyo, en especial el de mi mujer Karmele, esta odisea hubiera sido imposible de realizar.

También, claro está, a los amigos del C.D. Loiolatarra, que me han hecho disfrutar y compañía en más que alguna salida; que después de dejarlos, tenía que seguir pedaleando en solitario. Sin ellos saberlo, me presionaban un poquito cada vez que me preguntaban como iba la preparación. Lo que luego me ha ayudado a poder terminarla, no quería fallarles. GRACIAS Equipo!

Bueno, la crónica empieza a las 06.00 h de la mañana, ya que a esa hora estábamos en la salida, terminando de preparar las cosas: bici, comida, neopreno, el más que importante WC y templar los nervios.Ironman

Salen las chicas a las ocho, ya queda menos; acojono es poco lo que siento, pero una vez ahí, ya no queda otra. 23 min. más tarde, nos dan la salida. Salen los primeros, al minuto me pongo a nadar, yo tranquilo que queda mucho; primera vuelta 35 min, que maravilla y con ganas de seguir nadando, vamos a por la segunda, guay! sigo tranquilo y cómodo, a ritmo trotero, ni me lo creo, que bien salgo del agua después de otros 35 min. Vaya! que natación más tranquila, sólo he recibido un solo manotazo, que me ha movido las gafas pero he solucionado sin problemas.Ironman Iñaki Nadando

Primera transición con cuidado, ya que me han dejado un neopreno y hay que mimarlo; gracias Gorka! que maravilla, me flotaban las piernas sin esfuerzo.

Ironman Iñaki Bici

Bueno, me pongo el mono de Urki y la chaqueta de la Loiolatarra, con los bolsillos de atrás cargados de comida como para una boda. Alguno me reconoce y grita ¡Animo Loiolatarra! Cojo la bici y empiezo con ganas.

En el primer tramo de maravilla, fácil sin viento, ¡ja ja!, eso es porque me da de espaldas. Sobre el km. 40 enfilo hacia el norte y que manera de soplar!, pero como ya estoy terminando la primera vuelta pues no pasa nada, todavía quedan fuerzas para zurrarle. Empezando la segunda vuelta, ya tengo la vejiga llena, parezco los jubilados que salen con nosotros los domingos, así que parada y “palante”.

Segunda llegada a la zona donde más soplaba, claro está, sopla de frente. No podía descansar un poco, y !el viento! que me saca de mis casillas. Tercera vuelta, ¡por fin! esta es más corta y con un buen tramo porque sopla de espaldas; que bien ahora, si que voy fácil. Enfilo para Vitoria y los últimos kms se me hacen eternos. Donde está la Virgen Blanca!, que ya me duele el culo, los brazos y hasta los mismísimos…. de dar pedales.

¡Por fin! Oigo: “bájate antes de la raya”, no sé que le pasa a la juez, parece que le va a dar un síncope, que gritos, se llevan la bici como si fuésemos “pros”.

Veo a mis hijos, qué pobres, tener que madrugar para ver a su Ironman Iñaki Cambio ropapadre hacer el gorila; besos, fotos y con tranquilidad a la segunda transición andando, que ya habrá tiempo para correr. Me quito el mallot de la Loiolatarra y quedo como un tío fuerte, con el mono de Ur-kirolak y empiezo con la carrera.

 

Me acuerdo del fisio, ¿habrá conseguido recuperar mis doloridas rodillas? ¡Qué maravilla! Txomin (del Centro Terapéutico Plazaburu, 6) se portó, no duelen, por lo menos en la primera vuelta, que es fácil. Solo son 4 de 10.500 m. Termino la primera y con ganas empiezo la segunda, qué alegría, voy llegando a la tercera y con capacidad. Karmele y los niños me animan en un punto estratégico, paso dos veces por el lugar cada vuelta. Come, bebe, hidrátate. La tercera ya empieza a tener más morbo, si en la primera y segunda vuelta paro para beber y arranco fuerte; en la tercera ya es más: paro, bebo y me lo voy pensando, a ver cuando arranco.

Ironman Iñaki CorriendoPero termino la tercera y empiezo con la última, poco a poco, sin haber pensado en toda la carrera lo de retirarme, que para eso soy Buru y de eso siempre he andado bien. Siguen pasando los kms y las paradas para beber, son más jodidas, bebo, ando y para arrancar pienso: en esa farola, bueno en el siguiente banco, bueno donde el árbol. Parece que llevo chinchetas en los pies, que dolor de todo.

Animos de la familia otra vez. Ya estoy en el km. 39 ¡venga! que no queda nada. Sin prisa pero sin calma, para casa, que ya termino. Leches! que me queda el último kilómetro, un montón de gente animando y claro yo que me vengo arriba, si, pero que largo son los últimos 500 m ¡ay que no puedo! y no me puedo parar con tanta gente animando, a que me muero sin llegar, en los últimos metros… Pero ya veo el arco de llegada, a Karmele, Koxme, Kimetz y June todos gritándome y saltando de alegría, ¡que felicidad! por fin, besos-lazados y META! que maravilla, lo conseguí! GUAUUUUU!

Gracias Txomin, es cierto que eres bueno en lo tuyo, me has conseguido recuperar!

Bueno, todo termina después de un esfuerzo de 11:38:08 horas. Felicidad interior impresionante.

Iñaki Burutaran