Consejos para ahorrar energía.

Día Mundial del Ahorro EnergéticoHoy, 21 de Octubre, es el día Mundial del Ahorro Energético y por ello queremos aprovechar para proponerte unos simples consejos para que ahorres en calefacción:

Primero conviene saber algunos datos:

  • La calefacción representa entre un 50% y un 70% del gasto energético de nuestro hogar.
  •  Es importante saber que por cada grado que aumentamos la temperatura, el consumo de energía se incrementa en un 6%. Lo que al cabo del año puede suponer aproximadamente 90 € de diferencia. El medio ambiente también lo agradecerá, porque se evitan unos 250 kg de CO2 al año.
  • La temperatura confort para una vivienda es de 21º C. Y en los dormitorios no debería superar los 18º C.
  • Para ventilar la casa es suficiente con abrir las ventanas durante 10 minutos.
  • Un mantenimiento adecuado de la instalación puede ahorrar hasta un 15% de energía. La ley obliga a realizar la limpieza y operaciones de mantenimiento de la caldera cada dos años. No lo dejes pasar, sin darte cuenta el rendimiento de la caldera baja y su consumo sube. Nosotros podemos ayudarte, llámanos.

 NUESTROS CONSEJOS PARA AHORRAR EN CALEFACCIÓN:

  • Poniendo válvulas termostáticas en los radiadores o usando termostatos programables podemos ahorrar entre un 8% y un 13% de energía.
  • Los radiadores cogen el aire frio por su parte inferior, lo calientan en su parte interna y lo expulsan por la parte superior. Cuidado con las cortinas, no cubras los radiadores ni pongas ningún objeto encima que dificulte la difusión del aire caliente.
  • Por la noche y en zonas muy frías es mejor bajar la temperatura que apagarla completamente. Una vivienda totalmente fría es más costosa de calentar que una que ya tiene una temperatura base de 17º C. En nuestra zona, Donostia – San Sebastián, es difícil que por la noche la temperatura de nuestro hogar baje más allá de 17º C, así que podríamos apagarla. Comprueba si es tu caso.
  • Por la noche cierra las persianas y las cortinas para evitar pérdidas de calor.
  • Si vas a salir unos días fuera de casa, puedes reducir la temperatura a 15º C.
  • Si tienes que cambiar la caldera, aprovecha y elige la de mayor rendimiento, aunque el desembolso inicial sea mayor, enseguida lo rentabilizarás (aplicable a cualquier electrodoméstico). Si tienes dudas sobre qué caldera se ajusta más a tus necesidades, consúltanos.

Además y para conseguir un mayor ahorro recuerda estos otros 6 consejos generales:

  • Apaga las luces y desenchufa los aparatos eléctricos que no utilices, incluso los cargadores.
  • Cierra el grifo mientras te lavas los dientes
  • Date mejor una ducha que llenar la bañera
  • Revisa la instalación y no dejes ningún grifo o inodoro goteando
  • Llena bien la lavadora y el lavavajillas y usa ciclos cortos
  • Reemplaza las bombillas, cuando se vayan fundiendo, por otras eficientes (de bajo consumo o led).

Y te recordamos que el instituto IDAE del Ministerio de Industria, Energía y Turismo tiene una guía interactiva sobre el ahorro de energía en los electrodomésticos más utilizados en una vivienda.

En este enlace podrás consultarla: Guía Ahorro Energía IDAE

Una vez hayas entrado en la web, pincha encima de cada aparato y te dará una explicación de sus características, algún dato curioso y consejos para ahorrar.

Échale un vistazo, cada gesto por pequeño que parezca, se notará en tu bolsillo y sin duda también en el medio ambiente. ¡Ahorremos juntos!

Puesta en marcha de la Calefacción.

Sin darnos cuenta ya está aquí el otoño (Winter is coming 😉 ) y las temperaturas van a ir poco a poco descendiendo. Así que, es el momento de hacer la puesta en marcha de la calefacción porque en cualquier momento vamos a querer encenderla y antes de hacerlo, conviene comprobar que la presión de la caldera es la correcta.

Una presión entre 1 y 1,5 bar hará que todo marche bien.

Barometro-Caldera

La presión hay que mirarla cuando la calefacción está apagada, ya que una vez encendida, el agua se calienta y la presión sube.

Si por lo que fuera la presión fuese baja, hay que meterle agua, normalmente tienen una llave pequeña en la parte baja de la caldera (mira en las instrucciones de la caldera para saber exactamente cuál es). Lo mejor es abrirla poco a poco, oír el correr del agua y fijarnos en el reloj que marca la presión, para cerrarla cuando se llegue a la presión óptima. Si la abrimos rápido y del  todo, nos puede entrar demasiada agua.

Si nos hemos pasado al llenarla o si por lo que fuera la caldera tiene demasiada presión, podemos reducirla sacando agua de los radiadores, es decir, purgándolos. Podemos ir sacando vasito a vasito y comprobando la presión a cada poco. Hasta dejarla sobre los 1,5 bar.

¡Y ya podemos ponerla en marcha con toda tranquilidad!

Eso si, si una vez puesta la calefacción vemos que algún radiador no calienta seguramente tendremos que purgarlo. Puedes leer este otro manual sobre el purgado de los radiadores que hemos escrito pinchando AQUÍ.

Si tienes dudas o no consigues que funcione bien, llámanos y le buscaremos solución.